Conectate con nosotros

Política

Moody’s: crisis política afectará perfil crediticio

Publicado

en

La reconocida agencia calificadora de riesgos, Moodys, se pronunció sobre la crisis política suscitada en el país por el acuerdo de precios de energía de Itaipu con el Brasil. Advierte que la situación puede repercutir negativamente en el perfil crediticio e indicadores económicos de Paraguay.

Según la evaluación de Moody’s, la reciente disputa política desemboca en una débil fortaleza institucional, a pesar de que el país mantiene una gestión fiscal fuerte y conservadora. Anunciaron desde la agencia que estos nuevos criterios serán introducidos en el perfil crediticio del país, aclarando que la discordia política no afectará materialmente a la dirección del país.

No obstante, consideran que en el corto plazo, estos eventos podrían conducir a resultados más débiles en los indicadores económicos. “En la actualidad, no anticipamos que el desempeño de fin de año se desvíe de nuestro escenario de referencia. Todavía esperamos que el déficit fiscal alcance el 1,3% del PIB, tanto en 2019 como en 2020, y que la economía se expanda en 3,5% en 2019 y 4,0% en 2020”, refiere la apreciación.

Agregan que, si bien es probable que los ingresos fiscales relacionados con Itaipu disminuyan un poco, aguardan que el impacto crediticio sea contenido debido al fuerte perfil fiscal de Paraguay.

“El impacto fiscal general dependerá de la combinación de políticas del gobierno con respecto al aumento de las tarifas de energía a los consumidores nacionales y / o la concesión de subsidios a ANDE. Observamos que Paraguay tiene una carga de deuda pública muy baja (15% del PIB) y una carga de intereses (6% de los ingresos)”, dice parte del informe.

En materia externa

En el frente externo, según Moody’s, la renegociación de los precios de la energía probablemente conducirá a menores ingresos por exportaciones relacionadas con la electricidad, que han sido alrededor del 5% del PIB anualmente, así como se acota en el reporte.

Esto se debe a que los términos del tratado de Itaipu, que rige el intercambio de energía, ya estipula el vencimiento del acuerdo de fijación de precios actual en 2022, cuando se terminé de pagar el costo de la construcción de Itaipu.

“El tratado también incluye una disposición para que Brasil pague precios más bajos por el exceso de producción de energía. Además, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha hablado públicamente sobre su intención de asegurarse de que Brasil obtenga una reducción significativa en los precios de energía pagados a Paraguay”, continúan.

Por último, anuncian que esperarán que los menores ingresos por exportaciones se compensen con el fin de los pagos realizados por Paraguay para cubrir su participación en la construcción de Itaipu, compensando de esa forma el impacto en las cuentas externas de nuestro país. LN

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Tendencias