Conectate con nosotros

Notas

El mundo se detiene, la economía se frena y la producción de alimentos no para

Publicado

en

Valor Agro

El mundo ya no sabe de distancia, y mucho menos de tiempo. Tampoco descansa. A cada minuto se toman decisiones y la incertidumbre sube y baja. Hoy nadie sabe dónde puede explotar la próxima bomba en horas de tensión pero sin guerras.

Mientras en Asia los casos por Coronavirus empiezan a dar tregua, China acumula dos días consecutivos sin contagios autóctonos y la economía comienza a caminar; en Europa el virus preocupa cada vez más, en Norteamérica Estados Unidos anunció el mayor plan de rescate económico en su historia, y en América del Sur la producción de alimentos no para, los animales siguen engordando.

De acuerdo a los especialistas, estamos frente a la crisis sanitaria más importante en muchos años, algunos la comparan con la Gripe Española de 1918, y la mayor contracción económica de la Era Moderna.

Sin embargo, las principales economías del mundo pretenden que la problemática no se prolongue por mucho tiempo más. “Ninguna sociedad puede salvaguardar la salud pública por mucho tiempo a costa de la economía”, aseguró el presidente estadounidense Donald Trump a The Wall Street Journal, quien comunicó en Nueva York que la economía no se va a detener por un periodo largo.

El Senado de Estados Unidos aprobó un plan para rescatar la economía por dos billones de dólares, y de acuerdo a expertos en ese país, los mercados bursátiles y de crédito han respondido favorablemente. “Era la medicina que el mercado estaba esperando”, dijo a CNN un economista experto en inversiones globales.

Entre nubarrones el horizonte empieza a ser más claro, o al menos eso parece. Y no hay dudas que las señales dan un guiño a la producción global de alimentos, en momentos que el consumo no se detiene y el déficit de carnes en China se mantiene por el brote de la gripe porcina; en un mundo que no para de crecer y la demanda de proteína roja supera a la oferta.

Países de la región, competidores de Paraguay en destinos tradicionales, observan una reactivación del mercado chino para las compras de carne bovina. Posiblemente podrán surgir más oportunidades para las exportaciones en mercados como Chile, que entre enero y febrero se vio saturado por la mayor oferta de carne de Argentina, Brasil y Uruguay.

Mientras todo esto sucede, los animales siguen pastando, los frigoríficos continúan procesando, la carne se sigue envasando, los barcos continúan viajando y los consumidores del mundo, en sus casas evitando la propagación del Coronavirus, continúan disfrutando de carne de gran calidad.

Fuente: Valor Agro | Foto La Nación.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Recientes

Facebook

Tendencias