Conectate con nosotros

Notas

Dólar alto genera incertidumbre local y se trasladará a los precios

Publicado

en

La Línea - Información Desde el Norte del País

.

La cotización del dólar subió casi a los G. 6.300 a la venta mino­rista el viernes pasado, con lo que cerró la semana en G. 6.280, 50 puntos más en 8 días, según el historial del mercado cambiario. Esta escalada preocupa a los empresarios porque genera “incertidumbre” en el mer­cado local, ya que afirman que el efecto se trasladará a los precios.

Solo en un mes, el dólar deva­lúo al guaraní en un 1,6%, mientras que en lo que va del año, la desvalorización de la moneda local es de 5,5%. A fin del 2018 la cotización se ubicó en G. 5.950, unos 330 puntos menos que la cotiza­ción actual.

Para el empresario y presi­dente del Centro de Impor­tadores del Paraguay (CIP), Nery Giménez, la situación del dólar al alza es suma­mente preocupante, ya que esto cada vez más encare­cerá todos los productos de la canasta de consumo. Por ende, el Banco Central del Paraguay tendría que ver cómo ir corrigiendo, pese a que los demás países de Suda­mérica devaluaron sus mone­das, ya que hay una inestabi­lidad, agregó.

“Por lo menos tenemos bien clara la película, ya que los agentes monetarios salen a hablar y dicen que van a con­trolar, pero creemos que el dólar se está dejando muy libre. En ese sentido, seña­lamos que el BCP debería estar controlando más, ya que se le puede escapar de las manos y eso se reflejaría en mayor inflación”, mani­festó Giménez.

Explicó que al subir los pre­cios, automáticamente se genera una “sicosis” y el consumidor deja de com­prar, por lo que afecta al con­sumo, que ya viene a la baja desde hace meses. “No solo se generará inflación, sino que también una desacele­ración de la economía. Cae­rán las importaciones fuer­temente y eso puede generar un grave problema”, indicó.

Por su parte, José Luis Gon­zález, representante de la Cámara Paraguaya de Expor­tadores (Capex), mencionó que si bien tener más guara­níes por dólar beneficia al caso de producción netamente nacional, también tiene su lado contrario que impacta negativamente. “Afecta por el lado del costo de combusti­bles, los fletes que se pagan en dólares, entre otros”, afirmó.

De buenas a primeras se habla de que un dólar más fuerte beneficia a las exportaciones, pero también afecta por el lado de la suba de precios, reafirmó.

Sigue leyendo
Anuncio
Anuncio

Recientes

Facebook

Tendencias