Conectate con nosotros

Nacional

Por agua, tierra y aire salen de Bahía Negra en busca de atención médica

Publicado

en

En lancha, avión o en ambulancia se traslada a los pacientes graves desde la localidad de Bahía Negra, en el Departamento de Alto Paraguay, con destino a Fuerte Olimpo, Asunción o algunas veces hasta Puerto Murtinho, en Brasil. La fuga de enfermos se da porque en el distrito solo se dispone de un puesto de salud precario que ofrece solo atención clínica, sin internaciones, terapia, laboratorio y menos para cirugías.

A la deriva. “Quedamos en manos de Dios”, resume un poblador la situación en la que viven casi 1.500 personas en el distrito, que prefiere el anonimato por ser un pueblo chico y para evitar represalias. El predio del puesto de salud pertenece al Instituto de Previsión Social (IPS), pero allí funciona el centro del Ministerio de Salud Pública (MSP), la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS) y el seguro social. Hay tres servicios, pero no disponen ni de odontólogo, oftalmólogo y ginecólogo.

BAHÍA NEGRA A LA FUGA. Los pobladores con enfermedades crónicas graves migran hasta Asunción directamente, sin pasar por Olimpo porque el servicio es deficiente –se quejan– para poder acceder a un tratamiento completo. Pasan meses y hasta años en la capital sin volver al terruño.

Si ocurre un caso de accidente grave, el paciente es trasladado en deslizadora hasta Fuerte Olimpo en un viaje que puede durar de 4 a 6 horas, en ambulancia si los caminos están habilitados o en avión, cuando el Servicio de Transporte Aéreo Militar (Setam) cede un espacio.

En caso de no conseguir apoyo local para la compra del combustible, las personas deben abonar por el traslado. ¿Cuánto cuesta huir de Bahía Negra? Por ejemplo, una des- lizadora hasta Fuerte Olimpo cuesta G. 2 millones, el tras- lado en avión cuesta G. 12 millones, comenta Leticia Rosales, presidenta de la Junta Municipal. A través del agua, es la única forma de salir cuando los caminos se clausuran cuando cae más de 25 milímetros de lluvias. El ais- lamiento es una situación constante y repetitiva.

El doctor Marco Aguilar, único médico a cargo de los casi 300 asegurados de la zona, comentó que “no hay tanta demanda” para el seguro del IPS. El médico vive en la dependencia, por lo que siempre atiende a todos, sin distinción si es asegurado o no. En el tiempo que lleva trabajando en el puesto –ocho meses– el caso que más le tocó es de un hombre concepcionero, de visita en Bahía Negra, que le explotó una bomba en la mano. El hecho ocurrió en diciembre del año pasado y el paciente tuvo que ser trasladado en lancha hasta Olimpo y de ahí en avión hasta el Hospital del Trauma en Asunción.

En el caso de las embarazadas deben viajar hasta el Hospital de Fuerte Olimpo para los controles prenatales y para el nacimiento. O caso contrario ir hasta la capital u otro departamento, porque en Bahía Negra no hay servicio para las embarazadas. La Comuna local está a cargo de la construcción de la Policlínica Municipal, una pequeña infraestructura, que tendrá un consultorio odontológico y para atención clínica como una manera de paliar la necesidad en la zona. “Tener por lo menos odontología, que no contamos ni por Salud ni IPS. Y es algo básico”, explicó Rosales. La Municipalidad no tiene recursos para contratar un profesional, apuntan a un convenio con el MSP.
UH

Sigue leyendo
Anuncio
Comentarios

Tendencias