Conectate con nosotros

Nacional

Comunidad de Limpio se organiza para potenciar atractivos turísticos

Publicado

en

Conocer el histórico templo colonial San José, visitar a emblemáticas familias que elaboran artesanías de karanda’y y pasear por el río Paraguay hasta el Castillo El Peñón componen la propuesta de circuito turístico que lanzará en noviembre la Asociación Limpeña de Turismo (Alitur). La iniciativa no gubernamental busca potenciar los atractivos que posee la ciudad a la que consideran “La Cenicienta” del Departamento Central.

“La denomino ciudad Cenicienta porque es desconocida todavía para muchas personas. La idea es demostrar que es un sitio con mucho potencial turístico”, explicó la vicepresidenta de Alitur, Cristina Quiroga Granados.

Como parte del proyecto, la asociación, integrada por varios representantes de emprendimientos privados, organizó ayer el primer congreso de Turismo en Limpio. En dicho evento participaron varios estudiantes ya que aseguran que la idea es involucrar a los jóvenes para promover la industria del turismo, comentó la presidenta de la asociación, Carina Roa.

El evento, que culmina hoy, también busca ser un espacio para plantear otros proyectos en torno a la promoción turística.

Como cierre del encuentro, iniciarán un tour por el antiguo templo y un recorrido por las aguas del río Paraguay. La actividad culmina en una granja.

Roa señaló que para el 17 de noviembre estarían inaugurando el circuito que busca ser constante. Para dicha fecha también planean que esté listo el hermoseamiento del Puerto de Piquete Cué.

En el lugar plantean instalar un mirador y mejorar el acceso para la embarcación que va al castillo. Esto, tras una alianza con la asociación de pescadores del lugar. El circuito comprende los destinos citados más arriba y tendría un costo a definir.

El objetivo es que la ciudad Limpeña sea visitada los 365 días; no solo en verano, según indicó la presidenta.

Propuestas. Uno de los principales atractivos es la edificación de una casona sobre una isla rocosa ubicada en medio de las aguas que denominan Castillo El Peñón. La construcción erigida en 1936 fue declarada este año como Bien de Valor Patrimonial. Para quienes quieran conocer este sitio solo deben acercarse hasta el puerto donde varios canoeros ofrecen el paseo.

La ciudad también cuenta con artesanos que fabrican sombreros, canastas y pantallas de karanda’y, además, existen bordadoras de ao po’i y ñandutí.

Desde el verano pasado, la estrella para los visitantes también es la planta acuática jakare yrupê, que cautiva a los viajeros con su majestuosa hoja, que parece flotar sobre el río.
UH

Sigue leyendo
Comentarios

Tendencias