Conectate con nosotros

Nacional

Bajón en las ventas y miles de puestos en riesgo, la realidad que “golpea duro” en CDE

Publicado

en

Con una caída de alrededor del 70% en el volumen de ventas y cerca de 3.000 puestos de trabajo en riesgo, la actual crisis comercial es una realidad que afecta de manera notable a Ciudad del Este, siendo motivo de preocupación para todos por igual, desde comerciantes hasta autoridades.

POR ROBERT BOURGOING (@ROBERTB_PY) – ENVIADO ESPECIAL– HOY

Ni bien llegamos a capital del Alto Paraná, el incesante movimiento de vehículos y personas se adueñó de nuestra atención durante varios minutos, situándonos en un lugar totalmente distinto al que solemos ver con frecuencia.

Fue en ese interín que nos cruzamos con Don Miguel Barrios, un taxista que trabaja desde hace 32 años en la Parada de Taxi N° 1. El mismo admitió que de un tiempo a esta parte, la ciudad cambió notablemente, sobre todo en lo que respecta al aspecto comercial.

Al preguntarle sobre la situación que se vive allí actualmente, sin dudarlo admitió que Ciudad del Este está pasando por una de sus peores crisis en los últimos años, producto de la disminución en las ventas y la coyuntura existente en Brasil. “Si esto continúa así y no se hace nada, esto colapsa totalmente”.

Don Miguel comentó que en “los buenos tiempos” hacían entre G. 300.000 y G. 400.000 por día, mientras que ahora con suerte alcanzan los G. 200.000, todo dependiendo “de su suerte y del pasajero que te toca”. La reducción en sus ingresos demuestra que, tal y como se temía, la crisis golpea hasta en el rubro de los taxistas.

El dato fue confirmado por otro de sus pares, en este caso, el titular del gremio Taxistas Unidos del Este (TAUDE), Gustavo Espínola, quien indicó que ellos han sufrido un bajón de entre el 60% y 70%. El mismo refirió que hoy día hay menos pasajeros que solicitan sus servicios (sobre todo brasileños que han dejado de ir a hacer compras) y que por ello tienen muy pocos viajes en un día.

MENOS VENTAS Y PUESTOS DE TRABAJO EN RIESGO

Said Taigen, secretario general de la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este, sostuvo que la caída de las monedas en Brasil (real) y Argentina (peso) ha afectado notablemente al movimiento comercial de dicha capital departamental.

En consecuencia, el flujo de compradores se ha venido reduciendo de manera considerable en los últimos meses y, por ende, también el volumen de ventas ha bajado en la mayoría de los comercios, sin distinción de rubro, ubicación o antigüedad.

El movimiento comercial se ha reducido en aproximadamente 70%, según admitió, hecho que ha obligado a varios propietarios de negocios a despedir parte de su personal por no poder cumplir con el pago de salarios.

Uno de los que justamente se ha visto en esta posición es Don Dario Araujo, un vendedor de abrigos y maletas que sufre a diario por culpa del bajón en las ventas. Después de estar mucho tiempo trabajando entre tres personas, no tuvo más remedio que despedir a uno de sus personales para atender el negocio entre dos.

“Desde noviembre y diciembre empezó a bajar el movimiento. Este fin de año los paraguayos no compraron nada, después llegó enero y febrero y seguía el poco movimiento”, admite durante la entrevista con bastante pesimismo, revelando en su rostro la preocupación.

Esta situación podría agravarse dentro de unos meses si es que no se encuentra una salida a la crisis comercial. Inclusive, unos 3.000 trabajadores podrían llegar a perder sus puestos de trabajos, de acuerdo a Said Taigen. “Si no tenemos una mejoría esto podría llegar a ser catastrófico”, afirmó.

Otro de los que también han sufrido notablemente con este asunto es Don Germán Cantero, un mesitero que -según mencionó- tiene su puesto de venta de ropas en el corazón de Ciudad del Este desde el año 1987.

Con todos sus años de experiencia, el mismo admite que hay una diferencia abismal entre lo que se vendía hace como 10 o 20 años atrás cuando había lo que él llama una “buena economía”. “Ya no se vende como antes”.

En su rubro en particular, calcula que se registra un bajón de aproximadamente el 50% y sostiene que los vendedores informales son los más afectados por la crisis actual, hecho que los obliga a triplicar el trabajo para poder sobrevivir.

“Mucha gente salió de sus negocios, tuvieron que vender sus puestos. Llegó una época en la que ya era imposible seguir”, admite Don Germán con pena, revelando así la preocupante situación que afecta a varios de sus pares vendedores.

CAMBISTAS DE CDE, TAMBIÉN AFECTADOS POR LA CRISIS

La crisis comercial en Ciudad del Este no solo afecta a los comerciantes, sino también a trabajadores de otros sectores. Osvaldo Valiente se dedica a ser cambista desde hace más de 10 años y, al igual que los anteriores entrevistados, también confirmó que el momento económico en la capital altoparanaense no es el más alentador.

Cada día desde bien temprano, su meta principal es conseguir clientes que busquen cambiar algunos reales o guaraníes, tarea que se ha vuelto cada vez más complicada en los últimos meses. “Está difícil la situación, todos acá estamos buscando llevar el pan de cada día”, admite.

Desde su óptica, percibe que cada día está bajando más el movimiento comercial en la zona, hecho que también los afecta en gran medida ya que, al no haber compristas, no tienen a quién ofrecer sus servicios de cambio de divisas callejero.

PROHIBICIÓN DE VENTA DE REALES Y LA CRISIS

En estos últimos días se confirmó que el Banco Central del Brasil prohibió la compra de reales provenientes de Paraguay ante la investigación del Lava Jato que supuestamente salpica a tres bancos locales (Atlas, Continental y Basa), lo cual agrava en gran medida la crisis.

Como medida para tratar de evitar que esto tenga un mayor impacto, el ministro de Hacienda, Benigno López, y el titular del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, confirmaron que viajarán este miércoles a Brasilia para reunirse con sus pares brasileños a fin de buscar destrabar la suspensión de importación de reales.

ESPERANZA ANTE LA ADVERSIDAD

Todas y cada una de las historias que hemos retratado reflejan de alguna manera cómo golpea la realidad en Ciudad del Este, siendo innegable el gran impacto que ha tenido la crisis en la vida de cientos de personas.

En todos los casos, los afectados se han mostrado esperanzados y optimistas en que la tormenta pasará muy pronto y que dentro de poco (quizás) volverán a soplar nuevos vientos por Alto Paraná, siempre y cuando las cosas logren solucionarse a tiempo.

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias