Conectate con nosotros

Deportes

Sicario millonario, pero muy humilde

Publicado

en

Robert Rojas, defensor de River Plate de Argentina, lejos de ir a paradisíacas playas prefirió agarrar la asada y ayudar a su papá a cosechar la mandioca que él mismo sembró. Su historia de humildad fue la más aplaudida en las últimas horas y tuvo repercusión hasta en los medios internacionales.

AA+

Robert Rojas posa junto a su papá quien dijo estar más que orgulloso por su retoño. Foto: Justiniano Riveros

El pasado 30 de mayo, Robert Rojas logró su primer título con River Plate de Argentina, la Recopa Sudamericana ante Atlético Paranaense, justo antes del inicio de unas largas vacaciones.

Pero, lejos de elegir algún lugar paradisíaco para despejar la mente y quizás idear la estrategia para ganarse la titularidad en el actual Rey de América, el Sicario se decantó por el destino de siempre, “allá donde todo es felicidad”, como diría el Grupo Brindis.

El zaguero paraguayo de 23 años se instaló en su Peguahomi querido, distrito de Belén en el departamento de Concepción.

Pero no solo eso, en lugar de estar poniendo cara larga y tirando mala onda por quedar fuera de la lista de los 23 albirrojos que estarán en la Copa América Brasil 2019, Robert demostró que es un crack: lo encontraron cosechando mandioca que él mismo había ayudado a cultivar allá por diciembre del año pasado.

“Yo no voy a cambiar, a mí me gusta la chacra y mi gente. Siempre que vengo trato de ayudar a mi familia con lo que se pueda”, aseguró Rojas, quien estaba vestido como un agricultor más.

No le faltó ni el sombrero piri.“Diciembrepe aka’api ko ramaty voi kuri, ha ko’ãga ajúma ajo’o hína. He’i chéve che tío, nde eka’api haguére la hapo porãve. Ndaikuaái ko che mbotavýpa terã mba’e (en diciembre había sembrado este propio cultivo y ahora estoy cosechando. Me dijo mi tío que tiene mejor raíz porque yo lo sembré. No sé si me mintió o qué)”, acotó el Sicario.

Meses de felicidad

Robert estará por Concepción hasta el 17 de junio y luego volverá a Argentina, donde tuvo meses de felicidad, según mencionó. “Demasiado bien me tratan, incluso en un principio, no tenía vehículo y (Leo) Poncio me llevaba al club”, reveló.

Por último, se refirió a su ausencia en la Copa América. “No quedé en la lista de 23, pero soy joven, ya me va a tocar en otro momento, en otra ocasión ya voy a tener la oportunidad de defender la casaca de la Albirroja”, remató el zaguero.

La historia de Robert Rojas, la de trabajar en la chacra durante sus vacaciones, y luego de una millonaria trasferencia y de estar cobrando una buena plata cada mes, se viralizó en portales digitales de todo el mundo, especialmente en los argentinos.

Para los que conocen al Sicario, no es ninguna novedad. EXTRA

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias